• ESPN

Un Día Como Hoy en el Béisbol: Las razones por las que los jugadores escogen sus números


Tim Kurkjian | ESPN.-

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

EN ESTA FECHA EN 1948, el día 17 del mes, nació Carlos May.

El hermano de Lee May fue un buen bateador durante varios años. Pero el reclamo de fama de Carlos es que usaba el número 17. Así que su uniforme también era su cumpleaños: el 17 de mayo.

Hay muchas razones por las cuales los jugadores usan el número en su uniforme, a menudo como un tributo a su jugador favorito. Hay otras razones Bill Voiselle llevaba el número 96 porque era de Ninety Six, Carolina del Sur. Kenley Jansen usa el número 74 porque era el número de la calle donde vivía en Curazao. Benny Agbayani llevaba el 50 debido al orgullo por su estado natal, Hawai, el estado número 50.

Eddie Gaedel llevaba el número 1/8 porque medía 3 pies 7 pulgadas (1.09 metros). Dellin Betances usa el 68 porque mide 6 pies y 8 pulgadas (2.03). En el entrenamiento de primavera de 1989, Scott Meyer fue asignado con el No. 100 porque los Athletics tenían 100 jugadores en el campamento. Joe Beimel usaba el 97 porque su primer hijo nació ese año. Prince Fielder usó el 84 con los Rangers porque nació en 1984; eso significó un renacimiento en su carrera.

J.T. Snow usó el 84 para los Red Sox de 2006 en honor a su padre, Jack, quien vistió el 84 como receptor abierto para los Rams: Jack murió el día que J.T. firmó con los Red Sox. Rene Gonzales llevaba el 88 porque Cal Ripken tomó el 8, pero 88 "era infinito y consistente".

Larry Walker es conocido por el No. 3. Todo lo que hace en la vida gira en torno a un 3, por lo que, naturalmente, usó el 33. Carlton Fisk usaba el No. 27 con los Red Sox, luego el No. 72 con los Red Sox porque, entre otras razones, representaron un cambio de dirección en su carrera.

Andy Messersmith llevaba el número 17 para los Braves. Su colorido dueño, Ted Turner, quería reemplazar el nombre de Messersmith con la palabra Channel para que su uniforme leyera Channel 17, que era la superestación de Turner. Brett Butler, que pesaba 160 libras, llevaba el número 2 o 22 como recordatorio de cuántas veces le dijeron que era demasiado (too) pequeño para jugar en las ligas mayores.

"Hay algo de sustancia en eso", dijo Butler. "Pero realmente elegí el 2 porque soy pequeño, y necesitaba el número más pequeño y el uniforme más pequeño que tenían".

El 0 (cero) usado por Adam Ottavino, Al Oliver y Oddibe McDowell tenía tanto que ver con la letra O como el 0. Y luego estaba el lanzador Omar Olivares, quien llevaba el número 00 para reflejar sus iniciales.

El jugador de cuadro Skip Schumaker tenía 6 años mientras esperaba obtener autógrafos de sus amados Dodgers. Varios lo evitaron, haciendo que Schumaker llorara. El lanzador Orel Hershiser le dijo a Schumaker: "Juego para los Dodgers, no soy famoso, pero estaría feliz de darte mi autógrafo". Así que Schumaker usó el No. 55 la mayor parte de su carrera en honor a Hershiser.

Otras notas de béisbol del 17 de mayo

En 1970, Hank Aaron registró su hit número 3.000. Si le quitas sus 755 jonrones, todavía tendría 3.000 hits.

En 2011 murió Harmon Killebrew. Es uno de los hombres más fuertes y mejores que jamás haya jugado. Bateó 40 jonrones en una temporada ocho veces. Lideró a la Liga Americana en cuadrangulares seis veces.

En 1973, Bobby Valentine se rompió la pierna después de chocar contra el muro del jardín. Jugó seis temporadas más, pero no era el mismo jugador. Pero también en esta misma fecha en 1985, Valentine comenzó su carrera como mánager, que duró 2,351 juegos.

En 1998, David Wells lanzó un juego perfecto. Bromeando dijo algo en el sentido de: "Tumbé a 27 bateadores seguidos, luego salí y derribé a 27 cervezas Heineken".

En 2012, el receptor Drew Butera lanzó por segunda vez en una semana. Él y su padre, Sal, son los únicos jugadores de posición padre-hijo en lanzar en un juego de grandes ligas.

En 1978 nació Carlos Peña. En un entrenamiento de primavera con los Rays, fue puesto out en tercera base durante un simulacro. "Él utilizó el discurso de libertad de Martin Luther King como su justificación para ser puesto out", dijo el mánager de los Rays, Joe Maddon. "King solía decir que ir a la cárcel puede ser algo bueno si vas por la razón correcta. Carlos argumentó que ser puesto out en la tercera base no era malo si tu razonamiento era correcto. Mi primera base estaba citando al Dr. King. Tienes que amar eso''.

©  2019 laestufacaliente.com