Speedy” González

Por Jesús Alberto Rubio.-

Buen día; chequen los datos:

Staff de abridores de los Dodgers de Los Ángeles y usted me dice: Clayton Kershaw, Trevor Bauer, Walker Buehler, David Price, Julio Urías, Tony Gonsolin y Dustin May.

Quiúbole.

Y mire ahora qué cosa con estas ofensivas de players NYY en estos días de postemporada:

Jay Bruce .455; Gleyber Torres .417; Gary Sánchez .364 y DJ LeMahieu, .357.

Imagínese, ahora si en este 2021, en la serie mundial.

Y créalo que de ninguna manera puede ser un sueño guajiro, que conste.

Tienen el arsenal defensivo y ofensivo con qué llegar.

Siete años sin títulos

Curioso: son las franquicias con más títulos en el beisbol de verano e invierno de México y ya pasan siete años sin que puedan conseguir el 17.

Eso es: me refiero a Diablos Rojos de México y Naranjeros de Hermosillo.

Claro, en el 2019 no hubo temporada en la LMB, pero de todas maneras como que seis o siete años son muchos de espera para una franquicia tan emblemática y ganadora.

Y si a esas vamos, otra histórica franela del mismo nivel que desde el 2009 no gana un banderín otoñal, ya sabe cuál es: exacto, los NYY.

Los Naranjeros, incluso, en el 2014 también fueron campeones en la Serie del Caribe celebrada en Isla Margarita dirigidos por “El Coyote” Matías Carrillo.

Ya veremos en este 2021.

Speedy González

En la primera década del presente siglo tuve el privilegio de entrevistas a Pedro “Speddy” González en Monterrey y de ello di cuenta en mi columna Al Bat.

Quizá lo recuerde.

Le comento lo anterior porque esta mañana me enteré de su deceso el pasado día 8 en su ciudad Villaldama, Nuevo León, a los 80 años de edad.

La colega Jessika Méndez publicó: A lo largo de la historia de Sultanes, infinidad de peloteros han pasado por sus filas, pero pocos pueden ser recordados como beisbolistas que dejaron huella, ya sea por sus estadísticas o por tener una personalidad inigualable, como sucedió con un joven llamado Pedro González Vázquez hace ya varias décadas.

Mejor conocido como “Tarta”, se ganó un lugar en el equipo regiomontano, un gran pitcher que soñaba con triunfar al subirse al montículo profesional; lo consiguió por un tiempo, pero pronto se le presentó un obstáculo: una lesión en el codo derecho.

Su artículo lo puede leer en mi Twitter beisrubio.

Y si desea conocer la entrevista que le hice en la que me habló sobre su trayectoria en la entonces Liga Invernal de Sonora de los años 60, primero con Obregón (62-63) y luego otros tres años lanzando para los Mayos de Navojoa.

En la LMB también lanzó con los Charros de Jalisco.

Y aunque no lo crea, en mi niñez me tocó verlo tirar en el viejo estadio ALR de Guaymas, claro, después de saltarme la barda por el izquierdo, imagine eso.

Y así se lo hice saber, por supuesto.

Su historia, en verdad más que interesante, aquí como gran rescate la tiene en mi blogspot http://beisbolredes.blogspot.com/

Se enfrentó a Espino y…

También le rescato lo siguiente, verá qué clase de anécdota:

Me contó Pedro “Speedy” González, que en una ocasión enfrentando a Héctor Espino recibió un jonrón que muy apenas pasó la barda en las primeras entradas cuando lanzó para los Charros de Jalisco en el año de 1963.

Recordó que ya sobre la octava le volvió a tocar batear a Espino y Memo Garibay entró a platicar con él y le dijo "mira Pedrillo, a ese novato (Espino) me dicen que con curva lo pasan, así que tírale puras curvas".

Pedro así lo empezó a hacer y Espino vio pasar los primeros lanzamientos como si en realidad estuviera sorprendido con las curvas… lo que Pedro se creyó, porque entonces le lanzó otra curva que Espino le conectó y que ¡todavía la andan buscando!

Total que cuando salió a la caseta Pedro le dice a Garibay: "Maestro, le pega más duro a su pichada que a la mía" recordando que el primer jonrón apenas había pasado la barda y era una recta pegada.

Ya te imaginarás la risa en el dogout de los Charros que tenían a Minervino Rojas, Hendricks, Cananea Reyes, Cerda entre otros grandes de aquella época”, concluyó.


©  2019 laestufacaliente.com