¡Señor Beisbol!

· René Cárdenas y Bill Hartman en el palco de prensa



Por Bill Hartman.’ Fort Bend Herald.'


Una vez mencioné que los Astros de Houston reemplazaron nuestra ostentosa caja de prensa y la convirtieron en un club privado para poder vender los asientos por muy buena plata.


A nosotros los del cuarto poder nos enviaron a un piso superior por encima del que usábamos y ahora estamos como sardinas en lata.


En la primera fila, para que alguien pudiera caminar por el pasillo, todo el mundo tenía que levantarse para hacer espacio.


Al ser miembro de alto rango del club de escritores, hablé para que me trasladaran a la segunda fila, que tiene más espacio para las piernas y las espaldas y también una mejor vista del terreno de juego.

Los cronistas asignados a la tercera fila no pueden ni siquiera seguir la trayectoria de una bola bateada de "foul" o por la mitad superior de la nueva y fabulosa pantalla de TV en el jardín central-derecho.


Una verdadera ventaja fue mi nuevo compañero de mesa, René Cárdenas, que escribe para La Prensa, un formidable periódico de Nicaragua, desde la década de 1946.


En nuestra primera noche de beisbol, un juego de exhibición entre Patirrojos de Boston y los Astros de Houston, me incliné diplomáticamente hacía su lado, no para robar lo que René estaba escribiendo en su computadora, sino simplemente para mirar lo que estaba escribiendo con tanta diligencia.


Si hubiera querido robar su ángulo o tema, de nada me habría servido, porque en la computadora, René escribe totalmente en la lengua de Cervantes, y mi español se limita a sí, gracias, por favor, nada y siesta.


Conozco a René desde hace muchos años, pero conocerlo como colega fue una delicia. La Prensa se distribuye por toda Nicaragua y según entiendo también se lee en Miami, Houston y Los Ángeles.


René creció como todos nosotros, jugando béisbol todo el día cuando joven, y porque le encantaba el deporte decidió describirlo a una edad temprana y, más tarde se dedicó a narrarlo por radio y televisión.


René dejó Nicaragua en 1951 para venir a los Estados Unidos y nunca se imaginó lo que el futuro le tenía deparado. Se trasladó a Los Ángeles donde se reunió con su madre, hermanos y sobrinos. Desde ese día, logró encontrar un nicho como embajador español del béisbol en México, América del Sur, Centroamérica y el Caribe.


En total, la carrera de Cárdenas incluye 20 años en radio y televisión con los Dodgers de Los Ángeles (pionero de esa narración), 32 años en radio, televisión y prensa con los Astros (comenzó con la organización en 1962) y en 1981 debutó en la Liga Americana con la primera narración en español en la historia de los Rangers de Texas.


Dos narradores de los Astros, Milo Hamilton y Gene Elston, fueron elegidos al salón de la fama del beisbol en Cooperstown. René fue nominado para este alto honor tres veces, en 1993, 2010 y 2011.


Su primera temporada con los Dodgers en 1958 marcó un hito en el beisbol profesional en Estados Unidos. Fue pionero, creador, productor y narrador principal jugada por jugada en español para las Ligas Mayores.


Un punto culminante temprano en su carrera fue narrar la Serie Mundial de 1959 entre los Dodgers y los Patiblancos de Chicago en Los Ángeles.


Cárdenas trajo las Grandes Ligas a los fanáticos de habla hispana de los Colt 45s cuando debutó como narrador en Houston. La organización lo nombró Director de la División Hispana para todos los eventos efectuados en el Astrodome, incluyendo el Juego de Estrellas No.39 en 1968.


René ideó y logró ensamblar la Cadena de Radio Internacional de los Astros que se escuchó dominicalmente por 3 años en México, Centro América, Sur América y el Caribe.


Desde el año 2000 ha sido colaborador de la revista oficial de los Astros donde contribuye con artículos en español sobre los jugadores del equipo. La revista, de otra manera es totalmente en inglés.


Cárdenas que en Nicaragua fuera narrador de pugilismo, baloncesto y beisbol, describió en la Cabalgata Deportiva Gillette junto con el locutor del Salón de la Fama Buck Canel, la pelea de peso mediano Sugar Ray Robinson-Gene Fulmer en la Arena Coliseo de Los Ángeles, California y el primer Juego de Estrellas celebrado en San Francisco. También desde la primera fila del cuadrilátero fue el descriptor de todas las peleas de Muhammad Alí en el Astrodome y, más tarde, narró el Torneo Mundial Eliminatorio que habría de encontrar un nuevo campeón mundial.


La herencia de René es profunda en su país de origen. Su abuelo, el Dr. Adán

Cárdenas, fue presidente de Nicaragua de 1883 a 1887 y también fue el patrocinador del primer equipo de béisbol organizado en el país (Granada).


A los 81, el cortés y afable Cárdenas rara vez pierde un partido en el Parque Minute Maid y tampoco falla en la escritura de sus artículos y tuits deportivos en su computadora portátil.


En 1963 decidió convertirse en ciudadano estadounidense. René vive en Houston con su esposa, Jilma. Tiene un hijo, Rene Jr. en Miami, y una hija, Diana Lynn Cárdenas Van Hecke en el área de Los Ángeles.


También tiene un nieto Jason Van Hecke Cárdenas y dos biznietos. El nieto es Detective del Departamento de Policía de Pasadena, California (Special Enforcement Section SWAT team), y es miembro del Ejército de los EE. UU. (Chief Warrant Officer Three, Criminal Investigations Division). Durante la guerra en Irak, prestó servicio en 3 ocasiones.


Los aficionados al béisbol de habla hispana tienen una enorme deuda con René. Ellos tuvieron la oportunidad de seguir los sonidos y visiones de sus héroes a través de los ojos y la voz de este caballeroso narrador hispano.


Bill Hartman - bhartman@hartmannews.com...


Nota de la Estufa; Bill Hartman, falleció la tarde del 4 de mayo de 2021 en Sugar Land, Texas. Republicamos esta nota en su honor.

Recent Posts

See All