La Voz de los dodgers y Astros y Rangers por 53 años


René Cárdenas y Bill Hartman en el Minute Maide Park

Por Bill Hartman.-

Traducción de Carlos López.-

Mencioné antes que los Astros de Houston reemplazaron nuestro palco de prensa elegante por un club privado glamoroso para vender los asientos de primera clase a niveles de precios muy elevados.

A nosotros, los del cuarto poder nos han empujado más arriba a un espacio equivalente a una lata de sardinas remodelada que es tan estrecha como los calcetines de un hombre gordo.

En la primera fila para que alguien pueda pasar hacia el fondo todos tienen que ponerse de pie para dar espacio.

Siendo un miembro de muchísimos años del club de escritores (BBWAA), logré que me asignaran a la segunda fila que tiene mayor amplitud para las piernas y detrás de la espalda, así como una mejor vista del campo de juego.

Los que están en la tercera fila no pueden ni seguir con su mirada una pelota de foul ni ver la mitad superior de una pantalla lujosa de televisión en la sección hacia la derecha del jardín central.

Una verdadera ventaja es mi compañero de escritorio René Cárdenas que ha venido escribiendo para el diario La Prensa, de Nicaragua desde la década de 1940.

En nuestra primera noche viendo jugar a los Astros en un partido de pre-temporada contra los Patirrojos de Boston, yo no estaba realmente tratando de espiar lo que René escribía pero me fijé un poco. Si yo hubiera estado tratando de copiarlo hubiese estado sin suerte pues él usa una computadora con el alfabeto en español y mi destreza en ese idioma se limita a SI, GRACIAS, POR FAVOR, NADA, y SIESTA.

He conocido a René por muchos años pero llegar a conocerlo como a un socio es un placer. La Prensa se distribuye por toda Nicaragua y también en Miami, Houston y Los Ángeles.

René creció como todos nosotros, jugando béisbol todo el día cuando estaba jovencito, y porque amaba los deportes a muy temprana edad decidió escribir y empezar a narrar.

Dejó Nicaragua en 1951 y se vino a los EE.UU. a un futuro que nunca se imaginó. Se dirigió a Los Ángeles donde se volvió a reunir con su madre, hermanos, hermanas, sobrinas y sobrinos.

Después de esa jornada significativa se esculpió un nicho como el embajador del béisbol en español para México, Centro y Sur América.

En total, la carrera de Cárdenas incluye 20 años en radio y televisión transmitiendo para los Dodgers de Los Ángeles, 25 años en radio y televisión para los Astros (empezando con la organización en 1962), y un año ayudando a los Texas Rangers a crear su departamento de radio.

Dos locutores de los Astros, Milo Hamilton y Gene Elston han sido electos al Ala Ford Frick del Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown.

René ha sido nominado dos veces para este gran honor, en 1993 y en 2010.

Su primera temporada con los Dodgers en 1958 marcó un hito en el béisbol profesional de los Estados Unidos. El fue un pionero; creador, productor, y el primer narrador en español, jugada por jugada, de las Ligas Mayores.

Algo muy sobresaliente al inicio fue que en 1959 narró la Serie Mundial entre los Dodgers y los Patiblancos de Chicago. El atrajo a las grandes ligas a los fanáticos que hablaban español cuando los Colt 45 debutaron en Houston, y fue nombrado Director de las Narraciones en español de todos los eventos en el Astrodome, incluyendo el trigésimo-noveno Juego de Estrellas en el año 1968.

Fue el Director de la división en español que transmitía los juegos de Houston a México, El Caribe, Centro y Sur América.

Desde el comienzo él también ha contribuido un artículo en español para la publicación Astro Magazine que se edita totalmente en inglés.

Narró desde la Arena Coliseo de Los Ángeles la pelea por el campeonato de peso mediano entre Sugar Ray Robinson y Gene Fulmer. También transmitió desde la orilla del cuadrilátero las cuatro peleas de Muhammad Ali en el Astrodome.

Durante toda su carrera como narrador no ha dejado de escribir para La Prensa.

La historia personal de René tiene raíces profundas en su país natal. Su abuelo, el Dr. Adán Cárdenas y del Castillo, fue Presidente de Nicaragua de 1883 a 1887, y patrocinó el primer equipo de béisbol organizado en el país.

A sus 81 años de edad, el cortés y simpático Cárdenas raras veces se pierde un juego en el Minute Maid Park y cumple al punto con la fecha tope establecida. Desde 1963 René es ciudadano de los Estados Unidos y vive en Houston con su esposa Jilma.

Tienen un hijo, René Adán., en Miami, y una hija, Diana Lynn Van Hecke en Los Ángeles.

Ellos también tienen un nieto y dos biznietos. El nieto es jefe de detectives del Departamento de Policía de Pasadena, California, y está prestado al Ejército de los Estados Unidos en Irak.

Los fanáticos latinos de béisbol tienen una gran deuda con René. Ellos pudieron seguir los sonidos y las acciones de sus héroes a través de los ojos y la voz de este caballeroso narrador en español.

Nota de La Estufa: Hasta hoy (2020), René tuvo 32 años de asociación con la organización de los Astros de Houston. En 1958, Milton Nava, locutor comercial de Radio KWKW, secundó a René, narrando 3 entradas. Esta es la segunda publicación de esta nota en los últimos 10 años.

Recent Posts

See All

Proyecciones ZiPS: ¿Tatis luce como A-rod?

By Matt Kelly/MLB.com.’ Probablemente los Padres tuvieron la temporada más alentadora del 2020 entre todos los equipos que apuntan hacia el futuro. ¿Pero qué tan brillante es ese futuro? Bueno, pensar

¿Aprovechará Nueva York la ausencia de Canó?

Por Mark Feinsand.- A minutos de saberse que el dominicano Robinson Canó había sido suspendido por 162 juegos por una segunda violación del Programa para el Tratamiento y Prevención del Uso de Sustanc

©  2019 laestufacaliente.com